Saltar al contenido

Kits eléctricos

¿Qué es un kit eléctrico de bicicleta?

El kit eléctrico es una muy buena opción si queremos ahorrarnos unos euros en la compra de una bici eléctrica, aprovechando nuestra propia bici NO eléctrica.

Consiste en añadirle un motor y una batería -entre otros accesorios- a nuestra bici para convertirla en una bicicleta híbrida, esto es, que asiste a la pedalada y podemos usar nuestras piernas, el motor, o las dos cosas a la vez.

¿Qué tipo de kit eléctrico para bicicleta existen?

motor electrico bicicleta
Bici con motor eléctrico central

Principalmente se reparten en 3 tipos:

  • Motor en rueda delantera
  • Motor en rueda trasera
  • Motor central (en eje pedalier)

Dentro de estos 3 tipos tenemos varias marcas que fabrican kits de diferentes potencias y baterías de diferentes capacidades.

 

Kit eléctrico rueda delantera

Ventajas:

  • Tracción a las 2 ruedas. La delantera la mueve el motor y la trasera la cadena, con la fuerza de nuestras piernas.
  • Funciona sin cadena. El esfuerzo se transmite directamente a la rueda, no pasa por la cadena. En caso de rotura de cadena podemos volver a casa en la bici sin ningún problema.
  • No encarecen el mantenimiento de transmisión. Como el esfuerzo del motor no pasa por la transmisión, ésta no sufre ese esfuerzo y desgaste extra.
  • Los más económicos. La rueda no lleva el núcleo de los piñones, por lo que son más baratos que los de rueda trasera y los centrales, además de un montaje más fácil.

La tracción a las 2 ruedas puede ser muy interesante si le instalamos el kit eléctrico a una mountain bike o MTB, ya que en montaña vendría muy bien la tracción a las dos ruedas. En ciudad no exigimos tanto a la bici como para necesitar tanta tracción.

Desventajas:

  • Compromete la estabilidad de la bici. Como el peso del motor va a recaer en la parte delantera de nuestra bici, el manejo se complica un poco, sobretodo en montaña.

Kit bici eléctrica rueda trasera

Ventajas:

  • Funcionan sin cadena. El esfuerzo va directamente a la rueda, lo que se traduce en menos desgaste y averías o roturas.
  • No encarecen el mantenimiento de transmisión. Como el esfuerzo del motor no pasa por la transmisión, ésta no sufre ese esfuerzo y desgaste extra.
  • Buen comportamiento en todos los terrenos. Se portan bien en asfalto y en tierra o montaña.
  • Más baratos que los kits eléctricos centrales.

Desventajas:

  • No se pueden montar con cambios internos. Si nuestra bici lleva un cambio Shimano Nexus o similar, que va en el buje, no podremos montar un motor en la rueda trasera.

Kit motor eléctrico central

Ventajas:

  • Más estabilidad. Como el motor va instalado en el centro de la bici y en un punto bajo, desciende el centro de gravedad. Es el más estable de todos.
  • Controlador y sensor integrados en el motor. No tendremos que poner otra bolsa más con cables para llevar el controlador del motor, por lo que es el kit más estético también, con un montaje más limpio.
  • Compatibles con cambios Shimano Nexus integrados.
  • Responden más rápidamente. La entrega de asistencia es casi instantánea en estos motores, a diferencia de los de rueda que pueden tardar unos segundos en reaccionar. Una gran ventaja para ir por la montaña, donde a menudo necesitamos ayuda cuanto antes.

Desventajas:

  • Normalmente vienen preparados para montar con un solo plato. Y aunque con la ayuda del motor tal vez no necesitemos tantos platos, se pueden hacer modificaciones para adaptarlos y poder poner 2 platos por ejemplo.
  • No son compatibles con todas las bicis. Tendremos que comprobar las medidas de nuestro eje pedalier para saber si son compatibles con el tipo de kit central que queramos adquirir.
  • Son más caros. 

Mejores kit eléctricos para bicicleta